Invitaciones de boda, 10 preguntas clave

Dentro de la papelería de boda, una de las cosas más especiales y que marca el estilo de todo lo que vendrá después, son las invitaciones de boda. Siempre que contactáis con nosotras nos preguntáis cómo podéis hacer vuestras invitaciones, con qué antelación empezar a diseñarlas, etc. Con este post, esperamos poder aclararos las 10 preguntas clave que todo novio debe conocer.

¿Cuándo encargarlas?

Lo principal es tener cerrado el lugar y la hora de la ceremonia, así como el sitio donde se celebrará posteriormente la comida/cena y el baile. Si esto ya lo tenéis claro, podéis comenzar a preparar vuestras invitaciones! No hay por qué esperar, cuántas más cosas de la boda adelantéis mejor, así estaréis más tranquilos cuando se acerque la fecha del gran día.

¿Cómo elegirlas?

En Internet hay millones de ejemplos y fotografías de invitaciones de boda, desde diseños clásicos y tarjetones sencillos hasta los más originales estampados. No podemos ponernos a enumerar la cantidad de diseños distintos que existen porque no acabaríamos nunca de escribir este post. Nuestro consejo, para que os encante el diseño final, es que elijáis algo que se adapte a vuestro estilo y que sea una carta de presentación perfecta de lo que se encontrarán vuestros invitados.

¿Qué poner en la invitación?

Lo que nunca puede faltar son vuestros nombres (con el eterno debate de quién se pone primero), la fecha, la hora y el lugar de la celebración. A partir de aquí, podéis incluir todo lo que os apetezca! Una buena opción, es poner vuestros números de teléfono para que los invitados os puedan confirmar su asistencia.

¿Se puede incluir alguna tarjeta?

Las tarjetas nos ayudan a incluir información extra cuando no queremos que la invitación quede muy sobrecargada. Por ejemplo, el número de cuenta bancaria, es un dato difícil de encajar pero si en una tarjetita ponéis una frase divertida con el número, seguro que queda mucho mejor! También os pueden servir para incluir un mapa de cómo llegar, un mensaje personal, una tarjeta de agradecimiento, las posibilidades son infinitas!

¿Cómo presentar la invitación?

Como todo lo anterior, hay multitud de opciones! Aunque en este punto es aconsejable que la presentación guarde relación con el estilo de la invitación. No obstante podéis elegir entre sobres lisos, forrados, con los nombres impresos, lacrados…

¿Cuántas invitaciones se piden?

Si tenéis a los invitados contabilizados, perfecto, ya sabéis el número de invitaciones de boda que necesitas. Es recomendable que encarguéis unas poquitas más, por si decidís invitar a más gente o surge algún problema de última hora. Si no, tened en cuenta que la gran mayoría va con pareja, así que necesitareis encargar aproximadamente la mitad del número de invitados.

¿Cuánto cuestan?

Lo mejor es que pidáis un presupuesto personalizado, sin ningún compromiso. El coste de las invitaciones varía mucho en función del tipo de papel, el gramaje, el tipo de impresión… Por tanto, lo mejor es buscar varias opciones que os encajen con vuestro presupuesto.

¿Cuánto se tarda en tener las invitaciones listas?

El tiempo en tener preparadas las invitaciones de boda puede variar desde una semana hasta un par de meses, depende de cada pareja de novios. Sois vosotros los que nos dais la información sobre la boda y vuestros gustos. Después, vais eligiendo el tipo de invitación, el texto, la  caligrafía, los materiales…

¿Con qué antelación hay que dar las invitaciones?

Lo normal, es entregar las invitaciones con mes y medio o dos meses de antelación. Hay que dar tiempo a los invitados a organizarse y encontrar el mejor vestido!  También, tenemos que tener en cuenta que si la boda se celebra en una ciudad distinta a donde residen los invitados, puede ser preferible darlo incluso un poco antes.

¿Cómo entregarlas?

Aunque a veces es complicado buscar tiempo dentro de nuestro día a día, siempre es preferible entregar las invitaciones de boda personalmente, sobre todo a los familiares y amigos más cercanos. A los que nos sea posible hacerlo así, siempre podemos enviárselas por correo postal. Lo que no se nos puede olvidar es llamar después para asegurarnos que han llegado a su destino.

Recordad, que lo importante al final es disfrutad del proceso! Divertiros compartiendo y eligiendo todos los pequeños detalles de vuestras invitaciones de boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.